¿Por qué los hombres tienen la nariz más grande que las mujeres?

By -
Son iguales para los dos sexos hasta los once años, pero después la de los varones crece más junto con su masa muscular.

La nariz humana viene en todas las formas y tamaños, solo tiene que echar un vistazo a su alrededor para apreciarlo. Pero una cosa parece ser cierta: los apéndices nasales de los hombres son más grandes que los de las mujeres. Quizás le venga a la memoria alguna sonada excepción, pero esa es la norma general. Claro que, ¿a qué se deben estas diferencias de tamaño entre sexos? Olvide las reveladoras comparaciones con otras partes del cuerpo o las acusaciones de mentirosos compulsivos. Un nuevo estudio de la Universidad de Iowa ha llegado a la conclusión de que tiene que ver con la musculatura y la demanda de energía.

Según publican los investigadores en la revista American Journal of Physical Anthropology, las narices de los hombres son, en promedio, un 10% más grandes que las de las mujeres en las poblaciones de ascendencia europea. Esta diferencia ocurre porque los hombres suelen tener más masa muscular, lo que requiere más oxígeno para el crecimiento del tejido muscular y su mantenimiento. Narices más grandes significan más oxígeno respirado y transportado en la sangre para suministrarlo al músculo.

Los investigadores también señalan que chicos y chicas comienzan a mostrar diferencias en el tamaño de la nariz en torno a los 11 años, cuando se inicia la pubertad. Los varones empiezan a aumentar su masa muscular a partir de ese momento, mientras que a ellas les aumenta más la grasa. Una investigación previa ha demostrado que, durante la pubertad, aproximadamente el 95% de la ganancia de peso corporal de los chicos viene de la masa libre de grasa, en comparación con el 85% de las jóvenes.

«Hemos demostrado que a medida que aumenta el tamaño del cuerpo en los adolescentes durante el crecimiento, los varones exhiben un aumento desproporcionado del tamaño nasal. Esto sigue el mismo patrón que las variables energéticas tales como el consumo de oxigeno, la tasa metabólica basal y necesidades diarias de energía durante el crecimiento», explica Nathan Holton, autor principal del artículo.

La nariz de un neandertal

Nuestras narices son más pequeñas que las de nuestros antepasados, como los neandertales, por la misma razón. Nuestros «primos» tenían más masa muscular, por lo que necesitaban narices más grandes para mantener sus músculos. Los seres humanos modernos tienen menos masa muscular, lo que significa que pueden funcionar perfectamente con una nariz más pequeña.

«En los seres humanos, la nariz puede llegar a ser pequeña, ya que nuestro cuerpo tiene menos necesidad de oxígeno que lo que vemos en los humanos arcaicos», dice Holton, señalando también que la caja torácica y los pulmones son más pequeños en los humanos modernos , lo que refuerza la idea de que nosotros no necesitamos tanto oxígeno para alimentar el cuerpo como nuestros antepasados. «Todo esto nos dice cómo los humanos modernos han cambiado de sus antepasados fisiológicamente».

Holton cree que los resultados deberían ser válidos para otras poblaciones en todo el mundo. Otro aspecto interesante de la investigación es que nos hace replantearnos la utilidad de nuestra nariz. No es solo un adorno situado en el centro de nuestra cara, sino una valiosa extensión de nuestros pulmones.
Fuente: Abc.es

Que opinas de esto?:

avatar
Santiago Contreras