Incluso en la actualidad hay miles de personas que tienen vergüenza de admitir que se tocan y la verdad es que no lo entiendo porque es lo mejor que alguien puede hacer y lo dicen los profesionales. Aunque no lo creas el tocarse ayuda a bajar los niveles de estrés, también fortalece el sistema inmunológico y ayuda a combatir el dolor, mejorando así el estado de ánimo de uno.

Pero también tienes que tener en cuenta que hacer en exceso también es malo, como todas las cosas nunca hay que llegar a los extremos. Ni muy poco, ni demasiado porque si no algo termina saliendo mal, ahora si lo haces alrededor de 3 o 4 veces al día puedes verte afectado, pero de mala manera.

Gracias a un estudio que se hizo hace poco se comprobó que tocarse en exceso puede hacer que el placer se disminuya o que se llegue a generar una cierta adicción. También descubrieron que hay un 400% más de concentración de químicos durante las relaciones que cuando uno se toca. Lo que quiere decir que al tocarte de más puedes hacer que tu cerebro a largo plazo desarrolle una tolerancia.

Es por este motivo que los profesionales recomiendan que si te vas a tocar no sea mucho ni seguido, en el caso de que lo necesites busca la forma de estimularte de una manera diferente, además no es necesario que siempre sea con la mano. Ya sabes que hacer, ten mucho cuidado con el tema de tocarse. Informa ElleNotas

Comentarios

NO COMMENTS

LEAVE A REPLY