A pesar de todos los avances que se han hecho en el área de la medicina, cada día nos encontramos y enfrentamos enfermedades y dolencias cada vez más extrañas que parecieran no tener relación alguna con bacterias o virus que hay en el ambiente, sino más bien un motivo psicológico o emocional. Tal vez parezca extraño, pero los elevados niveles de estrés a los que se enfrenta nuestra sociedad, son grandes causantes de malestares físicos, además las emociones reprimidas y lo que no decimos, puede llegar a influir negativamente en nuestra salud.

¿Alguna vez has sentido un dolor estomacal repentino, generalmente después de una discusión grave con algún ser querido? Quizá después de leer la siguiente información te des cuenta de que no solamente el organismo necesita estar saludable, sino que debemos de estar al pendiente de nuestras emociones. Así que si sientes un extraño dolor físico, el cual han diagnosticado los doctores como “nada”, ponte a analizar el tipo de vida que llevas ¿Controlas tus emociones? ¿Reprimes tus sentimientos todo el tiempo? ¿Te cuesta trabajo expresar lo que realmente piensas? ¿Te sientes inseguro? ¿Te cuesta trabajo aceptar los cambios? Quizá sea hora de comenzar a enfrentar tus problemas y dolencias con otro tipo de medicamento: estabilidad emocional.

La respetable Dra. Susan Babel, una reconocida psicóloga, escribió para la revista estadounidense “Psychology Today” (Piscología hoy) lo siguiente:

“Hay estudios que han revelado que el dolo crónico puede ser causado por daños físicos pero también por problemas emocionales. El dolor físico es un indicador, el cual advierte a las personas que aun hay conflictos emocionales que deben ser resueltos.”

El día de hoy tenemos una especie de guía, en la cual la Dra. Babel señala los principales puntos del cuerpo que se ven afectados por dilemas y daños emocionales:

1. Dolor de cabeza- Estrés

Los dolores de cabeza intensos y la migraña están asociados con el estrés acumulado a diario, debido al tráfico, los problemas laborarles, la presión de la familia, los amigos y la falta de descanso. Dedica un poco mas de tiempo para ti, relájate por lo menos un momento durante el día, puedes practicar meditación o yoga, algún ejercicio que te ayude a canalizar ese estrés, verás que no necesitarás tomar pastillas para aliviar el dolor, si te relajas un poco.

2. Cuello- Incapacidad de perdonar

El acumular corajes, no dejar ir lo que te ha hecho daño, y ser rencoroso, es lo que muchas veces trae ese molesto dolor de cuello, no es estrés constante como se cree muchas veces. Aprender a perdonar nos puede liberar de un constante malestar físico y emocional.

3. Hombros- Cargas emocionales fuertes

Cargar con el peso de tus emociones y problemas tu solo, puede traerte serios dolores en los hombros, cuando notas que esa parte de tu cuerpo está rígida y adolorida, quizá no sea porque dormiste mal, sino porque hay muchísimos problemas en tu vida que quieres resolver sin ayuda de nadie. No cargues con todo, libera un poco de esa tensión emocional compartiendo tus problemas con alguien en quien confíes, verás que ese dolor se irá muy pronto.

4. Parte superior de la espalda- Falta de soporte emocional

Cuando una persona se encuentra adolorida en el área de la espalda superior, quiere decir que se siente poco valorada por sus seres queridos, quizá también puedan darse este tipo de dolores cuando no nos sentimos apoyados por la pareja, o cuando existen severos conflictos en la relación. Resuelve todos tus inconvenientes, tu pareja debe ser un apoyo y no una carga emocional.

5. Codos- Una persona inflexible

Una persona rígida, poco flexible y cerrada, puede tener dolor en los codos; siempre es bueno tener en cuenta las emociones de los demás y aprender a expresar nuestros sentimientos, no ser absolutos en lo que decimos y ceder ante los cambios irremediables de la vida, como la partida de los hijos, la muerte de algún ser amado. Recuerda que no se puede tener el control de todo en la vida.

6. Espalda baja- Preocupaciones financieras

Las preocupaciones financieras que no nos dejan descansar y que nos tienen todo el tiempo pensando en “¿Cómo le voy a hacer ahora?” se manifiestan en nuestro cuerpo a través del dolor de la espalda baja, también otro tipo de situaciones tensas que te causen preocupaciones excesivas, pueden ser un factor que influya en este tipo de males.

7. Caderas- Miedo al cambio

Las decisiones difíciles deben ser tomadas de cualquier manera, pero muchas veces nuestro cuerpo manifiesta el temor al cambio mediante el dolor de las caderas, ya que obviamente las decisiones complejas, traen importantes cambios a la vida. Deja que todo fluya de la mejor manera, adaptarse a lo nuevo, sólo es tan complicado como nosotros lo manejemos.

8. Manos- Soledad

La falta de amistades, la soledad y el sentirse alejado de otras personas, puede traer este tipo de dolores articulares en las manos. Quizá tu cuerpo te esté previniendo para que esa soledad no se convierta en un sufrimiento más doloroso, al parecer es hora de retomar el contacto con tus amigos.

9. Rodillas- Perfeccionista

Una persona que se exige a si misma, es alguien que sabe lo que cuesta el trabajo y que no teme a los grandes esfuerzos, pero tampoco es bueno excederse, ya que todos los seres humanos somos imperfectos y cometemos errores ¡Deja de juzgarte tan duramente! Ya que este tipo de actitud de rechazo hacia ti mismo, está causando ese dolor en tus rodillas.

10. Pantorrillas- Envidia

Las tensiones emocionales causadas por las envidias y los celos, suelen ser los responsables del dolor de pantorrillas. Concentra tus esfuerzos en mejorar en lugar de envidiar y desear de manera negativa lo que otros han conseguido a base de trabajo duro.

11. Tobillos- Falta de gozo

En todos los sentidos, puede que tu vida romántica en pareja ya no sea como antes, quizá sea hora de consentirte un poco, relajarte y darte uno que otro gusto, para que todo ese dolor desaparezca.

12. Pies- Depresión

Es importante poner atención a esta área del cuerpo, normalmente descuidamos mucho nuestros pies, porque vemos en ellos un soporte que aguanta todo el peso del cuerpo, por ello cuando el dolor se concentra en esta área, debemos poner atención a nuestro alrededor, ya que podríamos estar sufriendo depresión. Recuerda que identificar estos síntomas a tiempo, puede ser de gran ayuda para resolver los conflictos emocionales.

Busca una solución viable para resolver los males que aquejan tu mente. No dudes en pedir ayuda si es necesario, y por supuesto, recuerda que no todos los males pueden ser curados con medicamentos. Informa LaCaja

Comentarios

NO COMMENTS

LEAVE A REPLY